Cultura Profética y su tributo a Bob Marley

La banda regresó a su “casa” en el anfiteatro Tito Puente, Puerto Rico para un homenaje a Bob Marley

Nota por Gianfranco Álvarez- Dunn

Fuente:  El Nuevo Día

Cultura -que viene de presentar tributos a Marley en Perú, Nicaragua y Costa Rica- tomó el escenario a las 10:30 p.m. con Trenchtown Rock, que activó de inmediato la euforia en el público. (Andre Kang)

 

Cultura Profética cumplió con lo esperado y no se guardó nada en su repertorio en el concierto en honor a Bob Marley.

 

 Tal como lo hicieron hace siete años, cuando llenaron el anfiteatro Tito Puente para rendirle tributo a la leyenda del reggae, la noche del sábado volvieron a iluminarnos con las canciones del que muchos llaman “El Maestro” Marley.

 

 El tributo arrancó a eso de las 8:00 p.m., cuando  El Macabeo salió para calentar las gargantas de la audiencia en el anfiteatro, que poco a poco se iba llenando tanto con jóvenes que fueron a disfrutar de la música y el ambiente, como de  adultos que no perdieron la oportunidad de revivir buenos tiempos. El Macabeo complació a los espectadores por casi dos horas y cerró con una versión propia del famoso tema de Marley, Redemption Song.

 

 

Cultura -que viene de presentar tributos a Marley en Perú, Nicaragua y Costa Rica- tomó el escenario a las 10:30 p.m. con Trenchtown Rock, que  activó de inmediato la euforia en el público. Aunque la presentación fluyó sin problemas de iluminación, al inicio de Buffalo Soldier hubo un pequeño corte de sonido que hizo que la voz del baterista Boris Bilbrau no se escuchara por unos segundos.

 

Recordemos que hace un año se reportó un robo de 150 pies de cobre del anfiteatro Tito Puente y éste fue el primer espectáculo celebrado allí desde el incidente.

 

No obstante, el lapso de silencio no fue de trascendencia cuando el público continuó cantando felizmente el número como si nada hubiese pasado.

 

La buena vibra del concierto fue tanta que en cada canción que Cultura Profética interpretaba la masa se movía de lado a lado como una gran ola que  estallaba de emoción cada vez que sonaba alguna de las más conocidas, como Positive Vibrations, Could You Be Loved, Pimper’s Paradise, Iron Lion Zion, entre muchas otras.

 

 

Invitados en tarima

 

Como siempre, la banda mostró su agradecimiento hacia el público por el lleno total en el primer concierto de reggae del año y por llenar el anfiteatro, arena que ellos reconocen como su casa. 

 

“Como siempre es un orgullo rendirle tributo a una leyenda como es Bob Marley”, manifestó Willy Rodríguez, bajista y vocalista del grupo, quien contó una anécdota de su infancia cuando su hermana mayor le regaló un casete del álbum Legend, del músico jamaiquino.

 

A pesar de ser un tributo a Bob Marley, Cultura no se resistió y tocaron un par de sus éxitos personales, que fueron bien recibidos por los espectadores, quienes consideraron el gesto como un bono. El primer tema fue La complicidad, uno de los más conocidos, seguido por Inspiración, Sube el humo, Del tope al fondo y Baja la tensión.

 

Pero los integrantes de Cultura Profética no se reservaron la tarima solo para ellos e   invitaron al trompetista Jerry Medina a que tocara junto a ellos  Jammin’. La interpretación de Medina un espectáculo en sí mismo que fue retribuido con una ovación del público.

 

 Cultura invitó más tarde al cantante principal de  El Macabeo para interpretar junto a ellos  otro de los grandes éxitos de Marley. La banda también homenajeó a Rita Marley, viuda de Bob Marley, y todas a las mujeres del mundo en la antesala de la Semana de la Mujer, para lo que Rodríguez soltó el bajo e improvisó unos versos para deleite del público.

 

El final se acercaba y la banda cantó Ilegal, uno de sus éxitos personales. Y para dar por cerrada la velada,  interpretaron una emocionante  Get Up, Stand Up con la ayuda de sus invitados.