Anthony B y sus secuaces en el primer Bs As Soundclash

Anthony B paso por el primer Bs As Soundclash, evento exclusivo y dedicado al soundsystem y dj style donde estuvieron los máximos referentes locales del genero.
Esta segunda visita al país de Anthony B no se ira a tomar como una visita mas, en esta ocasión su show viene acompañado de un seleccionado nacional de soundsystem, que le mostraran al público que acá esto ya no es ni ajeno ni nuevo

Para comenzar la noche Santi Palazzo en su papel de maestro de ceremonias, que realizo de manera impecable, adentro al publico a esto del dj style , soundsystem y demás variantes que  se encuentran dentro de la orbita del reggae propiamente dicho.

Los primeros en pisar el escenario fueron los mas novatos en esto Artifex (Leonchalon), Gaspar Om (Los Umbanda), Israel (Zion Bless) y DJ Nelson, que ya tiene bastante experiencia en esto de salir solo al escenario acompañado de un micrófono y se encuentra entre los precursores del país.

Cada uno y a su tiempo se fueron presentando en tres tandas y en cada una de ellas los artistas interpretaban dos temas aproximadamente.

Así fueron pasando y mostrando cada cual las distintas vertientes y características dentro del genero.

Artifex nos mostraba la parte mas rapera, reggaetonera hasta llegar a coquetear con la cumbia, Gaspar interpreta “Hacia el Abismo” hit de Los Umbanda y nos da dosis de reggae con algunas cuotas de rap endulzados con sonidos latinos, Israel es el mas purista cantando sobre bases de roots mucho mas ortodoxas que el resto y DJ Nelson nos paseaba por el dancehall y el raggamuffin, “Traigo el Edén” fue la canción más emblemática de su set.

Los cuatro cerraron esta primera parte a puro freestyle sobre la base del clásico de los Abissinians  “Satta Massagana”.

Luego de un breve impas con Lukalion y su vinyl set apareció Alika y Alex en las bandeja. Así la bella dama del reggae empezaría a ponerse a cada uno de los presente en el bolsillo. “Oye mi Amiga” y “Galang” fueron apenas dos muestras del poder de fuego de esta señorita que a base de líricas endiabladas y de su magnetismo cada ves que pisa el escenario conquista a la audiencia.

Llegamos a la previa de lo que seria el plato principal, y sobre el escenario una de las mejores y mas particulares voces del genero, Pablo Molina que también en tres tandas recorre en forma sintética su carrera con “No Pretendas” y “El jardín de la vida”, desde En el Valle de la Decisión, “Estoy Solo”(Stay Alone) su humilde homenaje al gran Bob y  “Separarse es difícil”(Breaking up is so Hard) de Alton Ellis extraidas de su gran disco Reggae Classics en Español de Abed Nego.

Un sillón de tres cuerpos en el medio del escenario y las palabras de Santi especulando que podría ser una noche especial, nos ilusionaría con un posible-imposible reencuentro entre Fidel y Pablo pero no fue así pero Pablo no excluye nada de su carrera y en su repertorio suena “Escúchame” de Lumumba pero no fue suficiente.

Por su parte Guille Bonetto llevo a Claudio Illobre, su hombre en las bandejas y  su compañero en Los Cafres, un experto en esto de mezclas de sonidos, riddims. Fueron una dupla imbatible, Guille con su voz que va de maravillas al estilo que mejor le cabe, el Lover, y Claudio disparando pistas trabajadas en clave de Dub, toques electrónicos y los mas clásicos Roots. Revolution de Dennis Brown un clásico en el repertorio del Los Cafres, ademas compartió escenario en una de las tandas con Pablo Molina

Y para finalizar faltaba Fidel, el mas experto en esto del soundsystem, su repertorio explosivo  hacia delirar un Groove repleto. “My Princess”, “Déjenme Fumar”, “International Love”, "Luz y Compania" y “Emocionado” creo que no hace falta muchas mas apreciaciones, un torbellino que no paraba de moverse, gritar, saltar, y cantar a grandes velocidades, en fin, un muy buen show del ex Lumumba y TTM.

Ya tarde y entrada la noche con una espera que dejo el lugar caliente y listo para ver a este embajador de la modernidad jamaiquina, en cuanto a la música respecta, haga lo suyo. Pisa el escenario el gran Anthony B y se desata el delirio y para no quedarse en medias tintas comienza con un tema de Marley, “War”. Vestido de negro de pies a cabeza con chaleco a cuadrille salta corre arenga al publico con una energía increíble.

Su repertorio dio vueltas por lo mas variado de su obra, sus riddims pasaron por lo mas cercano al roots hasta lo mas extremo, dancehall, raggamuffin,  rap, hip hop, y el ya muy famoso dem bow genero denominado así en Jamaica y llamado reggaeton en el resto de Latinoamérica.

Con “Lighter” Anthony quería ver nuestros encendedores y así fue, nada de celulares solo encendedores a la vieja usanza creando ambientes y generando esa comunión entre artistas y publico. Sus palabras hacia el publico fueron cono no podía ser de otra manera a favor de la famosísima hierba y se dirigía a nosotros con un AR YEN TI NA. Anthony cerro un show estupendo que nos pone al tanto de los nuevos aires que soplan en la isla caribeña en el  2010.

De esta noche se podrán resaltar varias cuestiones que no pasaran desapercibidas, como que fue la noche que el genero/escena soundsystem se consagra y consolida con artistas nacionales y de categoría, de la mano de quizás su máximo referente.

Como que el roots ya no es el único reggae que se escucha, se toca y llena por que con Groove desbordando de gente. Y como la segunda presentación de Anthony B en Argentina pero en el  primer festival “Bs As Soundclash”.

Cobertura: Daniel Soberon

Fotos: Gentileza Charly Brown