Gondwana: Tratamos de distribuir la presión dentro de la banda

La banda chilena Gondwana tiene agendados cinco shows en Argentina. Para la fecha en Buenos Aires, van a registrar el show para un DVD que saldrá a la venta este año. En entrevista con Terra, hablaron del proyecto, de la relación con el público argentino y del próximo disco de la banda.
Como si estuviesen en una suerte de cruzada bolivariana, Gondwana atraviesa todo el continente con su nueva gira. La misma que los traerá a Buenos Aires proximamente, para celebrar 20 años de carrera.

Pero la escala en tierra porteña no es una más. La banda de reggae más reconocida de Chile (y una de las más prestigiosas de América latina, junto a Los Cafres y Cultura Profética) eligió la ciudad para grabar el primer DVD en vivo.

“Estamos super contentos con la recepción del público argentino, pasa algo muy bonito, y la parte técnica de los lugares son muy buenas”, explica a Terra el Gato Ramos, saxofonista de Gondwana y uno de los integrantes históricos del grupo.

En total, son cinco las fechas de Gondwana en Argentina, Mar del Plata, Rosario, Auditorio Sur, San Miguel, El Teatro Colegiales, respectivamente.

Antes de viajar, desde México, hablaron sobre los shows y el próximo disco de la banda, que editarían a principios del año que viene.

¿Qué están haciendo en México?

Gato Ramos: Dimos varios shows y participamos del Vive Latino 09. Estuvo muy bueno el recital, mucha energía.

Ya anunciaron planes para el sucesor de "Resiliente”…

Gato Ramos:Antes de salir de esta gira, iniciamos la pre producción de temas, revisando material que ya tenemos grabado. De aquí a fin de año, haríamos un disco inédito, aunque seguramente lo lancemos a principios de este año. El objetivo de 2009 es sacar un DVD.

¿Y porqué eligieron Argentina para grabarlo?

Gato Ramos: Sólo lo vamos a grabar en Argentina. Lo decidimos hace tiempo. Había surgido la posibilidad de hacerlo en marzo, pero por logística no lo hicimos. Además estamos super contentos con la recepción del público argentino, pasa algo muy bonito, y la parte técnica de los lugares son muy buenas.

Van a tocar en el país 8, 9, 10, 11 y 12 de julio… ¿Tienen preparado anticipar algo del nuevo material?

Gato Ramos:Hay un pedacito de música, en una introducción, que citamos del nuevo disco. Pero vamos a hacer el show de esta gira: unos 32 temas en total, pero de todos los discos. Esta vez no tocamos sólo Resiliente.

Últimamente se viene hablando de que Gondwana forma parte de "la cumbre reggae de Latinoamérica”... ¿Se ubican ahí? ¿Cuáles creen que son los méritos de cada uno, para tener ese mote?

Gato Ramos:Durante varios años compartimos escenarios con Los Cafres y Cultura Profética. Estuvimos en Costa Rica, en Chile en Buenos Aires, y en casi todos los festivales de capitales. Creo que se debe a la longevidad que lleva cada banda en esto. Son grupos que en su momento han influido mucho. Lo mismo Cultura, que tienen una llegada fuerte, con su discurso. Eso les ha dado como una credibilidad. Igualmente creo que viene una camada muy buena, como Nonpalidece.

¿Y en qué se diferencia de los recitales anteriores?

Gato Ramos:Las giras anteriores habían sido en concepto de promoción, de hacer los primeros pasos en Argentina. Pero ahora, como también está el DVD, consideramos que era una buena oportunidad. Tuvimos varios temas que pegaron en toda Latinoamérica, por eso decidimos sumar a todos los discos. Dividimos más o menos por estilo de reggae.

¿Te gusta lo que hace esta nueva camada?

Gato Ramos:Creo que están más abiertos a mezclar de todo. A sumar soundsystem, rasta, un poco más de drum and bass. Entonces se producen influencias que están marcando a todos.

Es raro el caso de Gondwana que, si bien sos uno de los iniciadores, los referentes están "repartidos". ¿Se definió que vos seas la cara de la banda, o cualquiera puede hablar?

Gato Ramos:Nosotros en un principio, cuando empezamos, pasaron varios vocalistas. Tal vez es que todo estaba centrado en el vocalista. Pero Gondwana fue fundada por el bajista. Y queremos demostrar que somos una banda, y que va a seguir estando aunque los vocalistas pasen. Lo legítimo es seguir con el proyecto de Gondwana. Bajo ese termino hemos decidido que sean los más antiguos de la banda los que hablen con la prensa, se presentan. Son los que tienen más experiencia respecto a los discos, los cambios, y la trayectoria.

El reggae, como el rock, tiene sus orígenes en lo barrial, en lo citadino. Una vez que se alcanza cierta fama, y llegan los grandes conciertos, y las giras por todo el mundo. Ustedes arrancaron en La Pincoya ¿Se cambia un poco esa perspectiva original sobre las cosas?

Gato Ramos:Sí, lógicamente. Más dramático es cuando pasa en períodos cortos de tiempo. En el caso de Gondwana pasaron muchos años. Ha habido momentos difíciles. Tenemos buen vínculo con la gente, vamos a comer a lugares comunitarios, no tenemos tanto rollo. Igual, hay momentos en que el ego se alimenta, como cuando tenemos festivales grandes, mucha prensa. Pero igualmente tratamos de distribuir la presión dentro de la banda, que no recaiga en un frontman o un superhéroe.

¿Cómo manejan el contenido de las letras, para las canciones? ¿En la banda se plantean una línea?

Gato Ramos: El trabajo de la composición es bien particular. Si bien son temas individuales, el filtro es la banda. Las letras pasan a ser del dominio del todos y todos hablamos de los verbos, las palabras. Tratamos de dejar un mensaje, tener una visión social y hablar de amor. La mayoría habla de hijos más que de parejas, pero es universal. Todas estas cosas van generando algo, y tenemos claro qué es para Gondwana y cuál es la línea. Nunca nos salimos de la temática.

El año pasado, tocaron con la banda cristiana de reggae León de Judá en el Estadio Gei, en Ituzaingo. ¿Cómo fue esa experiencia?

Gato Ramos:Tenemos un gran respeto por las religiones. De hecho, hay quienes dicen que ser rasta es ser cristiana. De alguna forma hacer música es alabar a algo o alguien más arriba. La forma de vida de un músico puede tener otro tipo de experiencia respecto a lo espiritual. Pero nos llevamos muy bien con ellos, buena onda.

Fuente: Terra

Nota por: Fernando Amdan