Pasion a lo creativo, razon a lo destructivo

Todos tenemos actos pasionales y actos racionales, todos creamos y destruimos...

Nota por: Andrés J Rolando
Pasión, una fuerza sin límites, una fuerza intrínseca, mágica.

Razón, fría, calculadora, concreta.

El equilibrio entre la razón y el corazón es el amor, el equilibrio esta en poder utilizar las herramientas que nos da la vida en su justa medida y con la mejor ubicación posible.

La pasión y la razón son dos herramientas de la vida, ninguna es mejor, ninguna es peor, ninguna es mala ni buena, son, están y son neutras, pero pueden ser mal aplicadas.

Como seres humanos tenemos actos creativos y actos destructivos, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, algunos concientes otros inconscientes, vamos creando hipótesis, fantasías, mundos, magias, y destruyendo en prácticamente nuestra vida entera al planeta, querramos o no.

La pasión no tiene limites, no entiende de imposibles, en un ejemplo concreto, si uno se agarra a trompadas y esta muy apasionado es capaz de matar a otra persona, hablamos que si uno se deja apasionar en ese momento puede llevar el tema hasta las ultimas consecuencias y puede generar malas consecuencias, volviendo al tema de la pelea, si uno lo piensa una vez no mata a nadie, si lo piensa dos no se pelea y si lo piensa tres busca no tener nada que ver con esa persona, la razón volcado en lo destructivo puede ser positiva, nos puede ayudar a medir y buscar mejores opciones para resolver situaciones.

La pasión no tiene limites, la respuesta es amor, arte, gratitud, buena vibración, que no tengan limite, lo positivo que no tenga limites, la creación que no tenga limites, arte!
Andres J Rolando - http://www.natural-rasta.com.ar