¡Luca Vive!

luca sumo
Redactado por: Diego Hernán Juan.
 
 
A pesar que este 22 de diciembre se cumplan 30 años de su desaparición física Luca sigue más que vivo. Su personalidad, sus actos y gestos, su mente creativa, su ideal hecho canción, su magnetismo hasta su perfil extraño e intimidante para mentes cuadradas son sólo algunos porqué de porque es recordado, venerado y extrañado por amigos e incontables personas de generaciones posteriores a la suya.
 
Este italiano capitalino educado en el Reino Unido como heredero de una familia ostentosa de Roma eligió su propio camino heroico; fue la segunda droga en poder, la heroína, quien lo trajo hasta Argentina. Buscando alejarse de ella Luca llegó al país más austral del mundo sin saber que la ginebra sería el paliativo al cual se haría adicto al punto tal que tuvo su propio mozo que le sirviera ginebra durante todo un recital de Sumo en Obras.
 
Luca Prodan llegó a la Argentina y la escena musical rockera fue bendecida. Este tano que hablaba a la perfección el inglés formó un grupo que marcó un antes y un después en la música nacional: Sumo.
 
Luca trajo toda su influencia musical Joy Division, Wire, Marley, Lou Reed, Jim Morrison y en combinación con Daffunchio, Sokol, Pettinato, Arnedo, Troglio y Mollo crearon una tremenda discografía: Divididos por la Felicidad, Llegando los Monos, After Chabón y Fiebre; también Corpiños en la Madrugada primer y único disco no oficial de la banda.
 
Magnético y sociable como pocos Luca Prodan invitaba por su rebeldía y su cultura a que todo el mundo se acercase a ver Sumo. Se los podía ver tocar por varios lados, no sólo Obras o lugares consagrados donde tocan las bandas grandes o populares sino también en el Club Los Andes o en el Club Deportivo Español o el Teatro Astros entre otros.
 
Luca, Sumo, dejó un testamento sonoro único. Su sonido y el estilo de grabación, las técnicas de la época como las herramientas mismas de aquel tiempo dieron un estilo característico e imposible de cuestionar. Aquellos que piensan que hoy sonaría mejor se olvidan que ese sonido es la pura esencia de Sumo.
 
Fue de quién se escapó, su heroína, quién hace que se cumplan treinta años ya de que este romano educado en Londres que se enamoró profundamente de Argentina abandonase este plano terrenal para transformarse en algo más que material…como se ve en paredes del Abasto… Luca not dead!
 
Then I smoke a Little Kaya”.
 
Para entender un poco más a Luca a continuación sus palabras expresando su sentimiento: “[Del rock argentino] me gustan algunos temas como ‘Barro tal vez’ de Spinetta. Pero la mayoría no me gusta. Me gustan los Riff: musicalmente hacen lo que hacen, y lo hacen así, y no me importa. Pero los grandes no me dicen mucho. Me gusta el folklore de acá, esos tipos que se toman una damajuana de vino y después se cantan 40 chacareras. Tienen fuerza.”