The Black Seeds, otra de las joyas del reggae neozelandés

Por Iñaki Durán.

Este año viviendo afuera de mi país, específicamente en Copenhagen, Dinamarca... me ha acercado mucho más a mi pasión, que es la música, y la difusión de ella en todos sus formatos. Esto pasó gracias a que estoy en el medio de Europa, en un lugar casi estratégico que recibe continuamente a artistas de todo el mundo, de todos los géneros y colores. Cualquier artista que esté de gira, casi seguro pase por esta hermosa ciudad. Por supuesto, ha aprovechado al máximo ese beneficio.

Este inicio de semana me tocó tener un momento bastante personal, no solo por ver a la banda en cuestión, sino también por volver a disfrutar después de mucho tiempo de un buen show de reggae en vivo y en directo. Si bien mis muchísimos años dentro de PelaGatos me han saciado ese vicio casi al punto de no querer escuchar reggae nunca más, me es inevitable no gozar cuando la banda o el artista valen la pena. 

Ayer cerré un circulo que empezó viendo en vivo a Katchafire en Nueva York, tomó forma cuando el año pasado pude ver a Fat Freddy's Drop en Copenhagen, y dio su vuelta completa con el show de The Blacks Seeds, tres de mis bandas favoritas de Nueva Zelanda en un lapso de tres años, algo difícil de imaginar dado la distancia que nos separa de ese lugar y a la nula presencia que han tenido estos artistas en nuestro continente, a pesar de que la gente los conoce, y los aclama.

Con más de 20 años de trayectoria esta banda formada en Wellington sigue activa y vigente. Tienen 6 discos de estudio y un séptimo en camino, y no hay ningún indicio de que vayan a parar de hacer música. Lo que la diferencia de sus pares es justamente eso, que son diferentes. Lejos del reggae-house y electronic-soul de Fat Freddy's Drop, y del reggae-lover-roots de Katchafire, The Blacks Seeds tiene una impronta muy particular de reggae-rocksteady con un poco de funk, un poco de groove y que toma y desecha continuamente elementos del ska, del soul y algún que otro género más.

Su show en vivo... una hora y media de reggae, reggae neozelandés, reggae hecho a su manera, dentro de su sociedad, de su cultura. Cada país, cada continente tiene una banda que los representa al 100%, bueno, The Blacks Seeds tiene la bandera de Nueva Zelanda tatuada en su pecho. Son playa, son montaña, agua, tierra... elementos que se escuchan a través de su música, que le salen por los poros, y que suenan en cada acorde, se sienten en cada ritmo. Son la semilla negra de un árbol que ya creció fuerte para dar frutos, y que lo seguirá haciendo, en su lugar, inamovible. 

 

Agradecimientos: Gracias a VEGA, la mejor venue para ver bandas en vivo en Copenhagen.