El 1er Seminario Internacional de Cannabis fue todo un èxito

1er Seminario Internacional Cannabis
Redactado por Diego Hernán Juan
 
 
La ONG Cannabis Confederation lo hizo. Logró realizar un evento profesional, ético y ordenado en donde la cultura cannábica reunió a grandes oradores, de distintos ámbitos, para hablar con respeto y seriedad de la realidad de El Cannabis y sus usos, regulación y activismo nutriendo, concientizando así a todos los presentes.
 
El 1er Seminario Internacional de Cannabis tuvo lugar en el Hotel Bauen, Av. Callao 360, y contó con la presencia de ECUA (Emprendedores Cannábicos Unidos de Argentina),políticos, abogados, periodistas y madres que viven el día a día luchando, con la ayuda de la planta, para que sus hijos tengan una mejor calidad de vida.
 
La primera en hablar fue la Diputada Nacional por el FPV Gabriela Cerruti  dejando bien en claro que la actual ley de drogas criminaliza, persigue y castiga a los usuarios, en especial a los que menos tienen. El Proyecto de Ley que la diputada presentó años atrás habla de la despenalización de las drogas como así de la creación de un Instituto Nacional por parte del Estado para la regularización, el acceso, el control y la producción de las mismas mientras que a su vez busca que las libertades individuales (derechos) de cada individuo, tal como se dice en la constitución, se cumplan; situación que hoy día no se cumple.
 
 
El abogado penalista y Ex-Director del SPF (Servicio Penitenciario Federal) Victor Hortel fue el segundo en tener la palabra centrándose en el inicio de la problemática con el cannabis y en las alarmantes cifras que  este negocio desprende. Corría la década del ’70 y Estados Unidos deja el Estado de Bienestar para iniciar el Estado Gendarme, el mismo fortalece los sistemas represivos aumentando así el derecho penal. Es Nixon quien con su nuevo planteo de la Ley de Drogas dice que ser consumidor es ser delincuente y es allí cuando el encarcelamiento masivo comienza. Fue Nixon quien dijo “sin consumidores no hay traficantes” y también el famoso “vamos a imponer la ley y el órden”. Este gobierno norteamericano enfrentó al poder negro, a los pacifistas, a los gays y a las feministas, en resumidas palabras a todo aquel que no iba con sus ideologías. Al llegar Reagan al poder el encarcelamiento se expandió a los negros, los hispanos y latinos, siendo la sumatoria de estas tres etnias culturales el 95% del total de los encarcelados. La Guerra Contra las Drogas fue puesta en marcha por Reagan y su gobierno, fue allí cuando se quitaron la dignidad y los derechos a todo anormal. Hay que entender bien que para el gobierno de Reagan alguien normal era alguien que no consuma drogas, la persona responsable, moralmente correcta, capitalista, identificada con el militarismo y con una sexualidad normal. Mi pregunta es ¿Habrá alguien normal?
 
Conocimientos con fundamentos, nutrientes que nos enriquecen, personas que no dicen algo porque sí fue lo vivido a lo largo del 1er Seminario Internacional de Cannabis.
 
Le tocó el turno al Legislador de la Ciudad de Bs.As y Docente de la UBA Leandro Halperín y lo primero que dijo fue revelador e inspirador si realmente buscamos un cambio: “el consenso se hace entre diferentes”. Hay que reconocer que por su labor en Educación en Cárceles conoce las consecuencias de un Estado cuando fracasa. El Legislador dejó bien en claro que “El Estado tiene que permitir encontrarnos, el Estado nos tiene que asegurar los derechos, no nos debe imponer ni nos debe decir que es lo bueno y que es lo malo”. Según Halperín la ley 23.737 al decir cannabis = delito, el derecho penal utiliza como excusa a los jóvenes y no los protege. El Estado por obligación debe incluir, recomendar y garantizar el derecho de cada ser. El Legislador porteño dijo valiosas palabras como “El Estado incumple la mayoría de derechos que legisla” y “Si el Estado no lo da -al cannabis- me debe dejar acceder a él” lo dice la ley. Halperín nos alienta y dice que la solución es más rápida y sin tanta vuelta, la misma sería que el Poder Ejecutivo por decreto quite al cannabis de sustancia prohibida/ilegal.
 
La escritora argentina, residente en Uruguay y autora del libro Cultura Cannabis Alicia Castilla no pudo estar físicamente presente pero por medio de la tecnología en breves palabras nos aclaro el real panorama cannábico del otro lado del río. “Lo que piensan, y dicen los medios, del cannabis en el Uruguay no es tan así”, en una breve oración Alicia nos dice que Uruguay no es el paraíso verde que todos los cannábicos del mundo imaginamos.
 
 
Roxana Chand Kaur es madre de dos varones, uno de sus hijos fue diagnosticado con TEA (Trastornos del Espectro del Autismo) mientras que su hijo menor como epiléptico y fue la cuarta oradora en tomar la palabra. “Con ambos y por recomendación profesional probé con un cóctel de fármacos sin respuesta, hasta que los doctores me dijeron que mis hijos tienen un desaucio de fármacos, esto significa que no hay medicina que los ayude”. Luego de esa experiencia, buscando y buscando es que en Madrid dió con el Dr. Palau quién estaba innovando y “experimentando” con cannabis sólo necesitaba una firma de la pediatra de sus hijos. Roxana con alegría y con inocencia, por el rayo de luz que se le presentaba para poder darle una mejor calidad de vida a sus hijos, habla con la pediatra de los niños y el resultado no fue el esperado. “Pensé que estaba en el 1er mundo pero no fue así, la doctora nos denunció con servicios sociales. Por suerte no nos quitaron a nuestros hijos, no sé que hubiese sido. A mis dos hijos por meses los sometieron a estudios en los cuales se comprobó que no les habíamos dado cannabis en ningún momento, fue un momento muy difícil”. Roxana recuerda a la perfección cuando una amiga le trajo un frasco de flores y hicieron manteca, todo cambió. Reales y preocupantes palabras que pueden transformarse en hermosas, si hay un cambio, son las que dijo Roxana: “El médico y el Estado deben acompañar”, “Estamos errando donde debemos dar la batalla”, “Todos estamos sufriendo las mismas injusticias”, “Nos sobran las tierras y el desempleo no disminuye”
 
Por su parte el periodista y autor de el libro Marihuana Fernando Soriano nos ubicó a todos en una linea temporal para evidenciar que la relación estrecha que tenemos con la cannabis sativa viene hace muchísimo tiempo y no es reciente. “En la edad moderna es que desde 1753 con Linneo que se estudia la planta”. “El uso cultural y religioso más antiguo encontrado data desde el 10000 a.C. Es en China. Su uso ha sido sacramental y medicinal”. Fero aclaró que la planta es 1 sola y además relató la importancia que tiene hace milenios en la parte oriental del mundo, por ejemplo la marihuana es una de las plantas sagradas en los libros védicos (libros sagrados del hinduismo) y ha sido llamada por el budismo, el hinduismo y por emperadores de China como fuente de vida y felicidad y droga para la tristeza. La relación con el cannabis ha sido y es fundamentalmente para sentirse mejor, ya sea relación o meditación. La planta siempre nos ha ayudado.
 
¿Qué más resta por decir de un evento que excedió las expectativas y concientizó nutriendo a todos los presentes? Sólo quedan agradecimientos a Cannabis Confederation, ECUA y en especial a Leandro Ayala que hizo de El 1er Seminario Internacional de Cannabis una experiencia rica y única. Esperemos se repita.