Fiesta Decadente en San Isidro

Los Autenticos Decadentes San Isidro Vivo

Nota por Pablo Rios pablo@pelagatos.com / @pablochori

San Isidro Joven festejo su cuarta edición a metros del Río de la plata, en el Centro de Exposiciones del bajo a puro ritmo, alegría y murga. Desde las 17. puntual, como un reloj ingles los Ceveryno comenzaron a musicalizar la tarde a puro rock, con canciones como Tan superficial,  enganchando el Cover de Spinetta, Anna no duerme. La tarde era bastante gris en la costas del rió, pero el imponente escenario, el gran campo verde y la música en vivo hacían que la tarde sea una fiesta. Con canciones como Ella no Volverá, y 3 Paredes  Ceverino sonaba prolija, eficiente y atractiva. Las voces iban cambiando al correr de las canciones y los cantos del publico fueron haciéndose escuchar en  Bajo Control, Ceremonia Del Lobo y un Desafortunado, de su disco Cierta Abstinencia. Antes del final Los Ceverino pusieron a todo San Isidro a cantar al Ritmo de los Redondos con Todo Un Palo para cerrar a todo ritmo.   

El pop llego de la mano de Foxley. Piru, su líder y cantante le ponía onda, voz, y pasos de baile alocados mientras la banda se lucia con la canción Donde va a parar y Me Gusta, las dos de su primer disco, recientemente editado. El ritmo de Sin Vos salía de los parlantes como si flotara en el aire, como los cientos de parapentes que decoraban el horizonte a orillas del río mientras la música sonaba en vivo y muy potente. También de su primer disco, que aun no tiene un nombre oficial, los Foxley hicieron: La Paz, Doble Vida, Derroche y la ultima, cerrando los bailes alocados de más de 40, sonó Nueva Generación como broche de oro.

San Isidro Vivo

Riko el pollo llego con sus integrantes enfundados en mamelucos blancos pintados con colores flour, un bombo con platillo como estandarte y los vientos sonando a pleno para darle muchísimo ritmo a la tarde de río y música en vivo. La banda entraba con cumbia, pasaba al rock, volvía a la cumbia, hacia cuarteto, murga  y hacia bailar hasta a los tantos policías que rodeaban el parque. En el set de Riko el pollo sonaron: Mala yunta, Ultima Birra,  Vira Vira, bomba Papa,  Equeleti, track, que en alguna parte compartió acordes con Blues de Bolivia de La Renga.

El Violento rock de Ojo Blindado de Sumo fue enganchado con un cuarteto llamado Vamos al Mar. Los niños, los padres, los abuelos y los adolescentes se divertían al ritmo de los Riko el Pollo. La banda no es solo una banda de música, sino que hacen un espectáculo visual con sus bailes, con los tonos, con la arenga permanente y esas alocadas formas de encarar los temas, como la hacen con Hansons. Una canción con la letra reemplazada y echa a nueva de la historia formación historia estadounidense de pop de los 90. El Show estaba llegando a su fin, pero antes dejaban un mensaje claro, alegre y certero. El bombo marcaba el pulso de la canción y el estribillo de Cachivache a pura cumbia y murga  rezaba: Si acá no duermo yo, acá no duerme nadie....

San Isidro Vivo

Con la Llegada de los Auténticos Decadentes la fiesta se hizo canción a orillas del oscuro rio. La Guitarra, fue el primero de  los clásicos de empezaron a desfilar por los oídos de los presentes en el festival de Arte joven en San Isidro. Cucho Parisi, ponía voz a Somos, Los Piratas y Pendeviejo  mientras todo el centro de Exposiciones bailaba y cantaba al ritmo decadente. Desde arriba del escenario la banda cambiaba las voces, se acomodaban de nuevo como banda y tomaba el liderazgo:   Jorge “el Perro” Serrano, para interpretar Viviré por Siempre, Corazón y Diosa,  canciones de su autoría. También de su autoría y con la guitarra en las manos Diego de Marco canto aquellos hit´s  veraniegos, llamados Prima Lejana, Besandote y el no tan veraniego, pero clásico con nombre y apellido: El Gran Señor.

San Isidro Vivo

Cucho volvía a liderar la banda cantando y recordando cuando fueron a encarar a Raquel. Veni Raquel, fue enganchada con Entrega el Marrón, que rápidamente se disipaba porque la murga sonaba en su plenitud con el Murguero y San Isidro explotaba. Ya no solo bailaba la policía, sino que también el intendente movía sus caderas. Los Decadentes no solo tienen clásicos festivos, sino que también tienen sus canciones de amor, como: Un Osito de Peluche de Taiwan, el pájaro vio el cielo y se voló, No me Importa el Dinero, canción que mostró a Julieta Venegas en la pantalla, mientras se escucha su voz a dúo con Serrano. El ritmo se ponía dulce y el bajo se lucía en Gente que no, de Todos Tus Muertos. El Mosca Lorenzo se encargo de presentar a la banda antes de despedirse tocando: Como me voy a olvidar. El Pollo Alvarez, el periodista encargado de presentar el festival invito al intendente, para homenajear a Jorge Serrano, a quien le regalaron el libro de los 300 años de San Isidro por ser vecino del municipio y haber nacido en el partido.

San Isidro Vivo

Algunas personas se retiraban pero había más, los Decadentes volvían a subir al escenario y los instrumentos revivían emitiendo notas, esta vez las de: Loco, Tu Forma de Ser y para despedirse a todo trapo, Siga el Baile, el tema del Negro Jorge Castillo, que desencadeno en una fiesta con papelitos de muchos colores volando por todos lados y con el público bailando alocadamente.

San Isidro Vivo

Comentarios

aguante foxley sonaron con todo