Marcha Mundial de la Marihuana 2018

MMM2018
Redactado por Diego Hernán Juan.
Fotografías por Sergio Carluccio.
 
Nuevamente la MMM Marcha Mundial de la Marihuana ha sido un éxito en la ciudad de Buenos Aires, Argentina. En esta edición, como en las anteriores, la enorme cultura cannábica se hizo presente en Plaza de Mayo. A partir de las 13hs la gente fue llegando, siempre acompañados por los mejores olores y los alegres buenos humos tan característicos.
 
En una nueva marcha en la que se dejó bien en claro que “Yo no soy un delincuente, yo no soy un criminal. Yo cultivo marihuana, no más presos por plantar” y que al mismo tiempo el gobierno argentino una vez más nada hace cuando tiene que actuar en beneficio de todos se vivió la reunión de la cultura cannábica en paz y armonía y obviamente estando todos bien elevados.
 
El Gato más llamativo de todos, El Gato de PelaGatos, como siempre estuvo presente en la MMM y marchó desde Plaza de Mayo al Congreso de la Nación apoyando la regulación de la planta cannabis sativa y así cada paciente medicinal pueda acceder a la mejor medicina, y en casos la única, para sanar y/o darle una mejor calidad de vida a un ser amado.
 
Miles y miles de personas de distintas edades y diferentes realidades sociales unidas pidiéndole al gobierno que despierte y deje de lado el vil negocio que hay detrás de la planta más estigmatizada de los últimos 100 años.
 
Madres, asociaciones, profesionales de la salud, trabajadores, estudiantes y medios presentes en una de las marchas independientes más convocantes en el mundo manifestando su amor, respeto y agradecimiento a la planta ancestral que más sana: la marihuana.
 
Al llegar al Congreso Matias Faray, activista cannábico, Valeria Salech, Mamá Cultiva, como miembros de Cogollos del Oeste, Mamá Se Planta, ACN, manifestaron su sentir y pidieron a gritos la amplitud de mente de quienes atrasan el avance real e impiden la cura legal. Palabras emotivas y emocionantes fueron las emitidas por familiares de personas que se encuentran privadas de su libertad por una ley que favorece al narcotráfico y no a los habitantes de esta nación.
 
El mensaje es claro, el apoyo es masivo, el accionar de los políticos esperemos sea distinto. 
 
La lluvia amenazó pero no interrumpió la MMM que fue nuevamente todo un éxito para la cultura cannábica al demostrar que está más unida y presente que nunca. 
 
Caminando pero volando, a un “mismo nivel” pero elevados se retiraron todos los presentes mostrando así que la unidad es inmediata cuando la prohibición es indignante y que la cultura cannábica es bien verde y pacífica.