Los Cafres en la Trasienda con claridad de ideas y de verde luz

Los Cafres en la Trasienda con Claridad de Ideas y de verde Luz

Nota Por Pablo Rios @pablochori

Fotos por Sergio Carluccio sergio@pelagaos.com.ar

 

Claridad de Ideas y de verde Luz 

Los Cafres volvieron a La Trastienda para ametrallar de amor y reggae music las carnavalescas noches de San Telmo. Entrando en la recta de los 28 años volvieron a llenar la sala para que todo el mundo baile cada ritmo que se impuso desde el escenario.

 

Ska Beat City fue la banda invitada para anteceder el show y digno de ese mote, armó una fiesta ska con invitados de lujo en los micrófonos como Los Hamptons, entonando entre otras: Them Belly Full de Bob Marley.  Otro invitado fue el eterno Pablito Molina para meter voces jamaiquinas en un show explosivo que bien podría haber sonando en la Jamaica de los años 70 o en la dulce Argentina del 2016.

 

 

Siempre fieles a un estilo que van puliendo y profesionalizando cada año, Los Cafres arrancaron con Roots Rocking de Aswad, un ska británico-jamaiquino de la vieja escuela. Puntapié inicial de lujo para lo que fue una noche cargada de hits y grandes momentos musicales. Las guitarras de Demian y Víctor ponen brillo a las combinaciones mágicas del Sebolla en batería y el grave bajo de Gonzalo que marcaron el pulso de las más de dos horas y media de show.

 

 

La Trastienda fue testigo de una verdadera remake, una noche de versiones recargadas. "El gran secreto Mío" encabezo la lista de suaves y empolvadas canciones que salieron de los primeros pasos de Los Cafres y que volvieron a brillar dejando a más de uno analizando si se trataban o no de canciones nuevas. Sabiendo que la banda está trabajando en nuevo material que promete la publicación para mediados de este año, y tanto promete que nos quedamos con ganas de algún adelanto.

 

 

Los puntos fuertes del show van desde los caños explotando en pinceladas de roots, navegando en un mar de teclas a cargo del enorme Claudio Llobre y Andrés Albornoz inmersos en las notas de los hits como: "Aire", "barrilete"  "velas y sahumerios", "Dale!", "El Ángel" y "Es la música" entre tantas dulces y armoniosas canciones.  La voz líder de Guille enmarcada en el cuerpo de un showman termina de definir un espectáculo único. El show se disfruta del minuto cero y hasta el final que a todo trapo pone a todos a cantar canciones como  "Capitán Pelusa"  o "Si el amor se cae", éxitos que cantan desde los niños hasta los abuelos, canciones que no pasan de moda, canciones que marcan una etapa, una vida de música y una carrera que sigue elevando el éxito de Los Cafres hasta los picos más altos de la escena, tanto nacional como internacional.