Nonpalidece y La Mississippi: la inoxidable asociación de blues y reggae activó la noche del oeste

Nonpalidece y La Mississippi volvieron a compartir escenario en la ya clásica Asociación de blues y reggae que volvió a brillar y a demostrar que "la música es mejor cuando se comparte". El Auditorio Oeste fue el lugar elegido para una noche en a que la música negra fue la principal protagonista. Conocé los detalles de dos grandes shows en esta crónica de PelaGatos.

 Por Crisian Doldán @cristiandoldan

 

Sábado por la noche en el oeste del conurbano bonaerense, con una temperatura ideal que sumaría razones para catalogar a esta jornada como perfecta. Con promesa de buena música y la combinación de diferentes estilos como el blues, rock and roll y reggae, una gran cantidad de fanáticos comenzaron a colmar el Auditorio Oeste ni bien abrieron las puertas.

La jornada comenzó con el show de apertura de Carlos Elliot JR, el artista colombiano considerado el pionero del Hil Country Blues en Latinoamerica. Carlos Elliot JR se encuentra girando por Argentina y brindó un show de media hora que sirvió de aperitivo para los platos fuertes de la velada.

Con un local cada vez más lleno y luego de algunos minutos de espera, la banda con mayor trayectoria del blues en Argentina saltó al escenario dispuesta hacer bailar a todo el mundo. Dos temas del disco Sietevidas (2003) fueron las elegidas para abrir el setlist, En busca de pleitos y El Dieciseis.

Ricardo Tapia se mostró con una energía arrolladora, interactuando con el público y arengándolo a todo momento. La túnica a rayas con la que el líder salió al escenario, iba acorde con el estilo de un frontman distinto, extrovertido y que derrocha sabiduría frente al público.

San Cayetano, Veinte chicas veinte, Matadero, Rara, fueron algunos de esos temas clásicos que sonaron y que todo fanático de La Mississippi quiere escuchar. Con punteos de guitarra y un teclado de soporte como base, la banda volvió a demostrar el porqué de su vigencia, el porqué son considerados referentes en el blues local, el porqué de tantos años de éxitos.

Como desde hace tiempo cuando presentaron su último disco “Inoxidables” (2015), hubo espacio para grandes canciones de la historia del rock nacional. Entonces desde Inoxidables llegaron Ritmo y Blues (Vox Dei), Mejor no hablar de ciertas cosas (Sumo) y Cementerio Club (Pescado Rabioso).

Odioso, adelanto de “Criollo”, el próximo material de La Mississippi, también tuvo su lugar en una lista que no dio respiro. Para ese entonces el público celebraba una performance que obligaba a ovacionar cada “solo” que dejaba literalmente con la poca abierta a más de uno, incrédulo, admirado, por una banda que suena como un relojito sin fallas.

A la hora de hablar los temas que despertaron más alegría entre el público es imposible no hacer referencia a Blues del equipaje, Un trago para ver mejor y Café Madrid, tal vez los temas en los que más se observa la impronta de La Mississippi, ese estilo característico construido en base a la música y sus letras. Pero todavía había tiempo para ver más.

Con Auditorio Oeste hecho una fiesta una dupla explosiva bajó el telón por un rato: No Obstante lo cual (Riff) y Mala Transa fueron las canciones elegidas para cerrar un show que dejó el escenario en llamas y al público exultante. “Ya se viene Nonpalidece, y dale dale Nonpa”, adelantó Tapia desde el escenario, que entre aplausos y agradecimientos se retiró del escenario junto a su banda.

Si hasta allí la noche era muy buena, el calificativo pasaría a ser perfecta, cuando Nestor Ramljak y “los Nonpalidece” saltaron al escenario para continuar con la vara bien alta. Con luces tenues y el azul como color predominante en el escenario, los acordes de Catch a Fire dieron inicio a un show que sería igual de bueno que el anterior.

La Gran Mentira, Reggae en el Universo, Excusas y Tromentas sonaron pegaditos para dar muestra de las diferentes facetas de esta banda que ya cumple 20 años. Nestór agradeció al público por acercarse a una nuevo encuentro de La asociación de blues y reggae, al tiempo que a modo de opinión expresó que La Mississippi es la banda número uno de rock en la Argentina.

Pero entre palabras y agradecimientos la banda seguía con un ritmo constante de la mano de grandes clásicos como Buenos tiempos, Abre tus ojos y Danger Man. La lista siguió con Activistas, primer corte del trabajo discográfico homónimo, último de la banda.

El frontman de Nonpalidece en cada cruce con el público, en cada gesto y cada mirada volvió a demostrar el carisma que lo convierte sin dudas en una de las voces más importantes del reggae latinoamericano. Chalice sirvió de sedante para lo que vendría inmediatamente, para aplacar os ánimos y recargar energías para una segunda parte que tenía mucho más para ofrecer.

El ciclo de la vida volvió a levantar los ánimos y puso a bailar a propios y extraños. Pero para coronar este pasaje del show que fue muy celebrado, La asociación de Blues y reggae se materializó en el escenario cuando Ricardo Tapia saltó frente al público para interpretar I Shot the Sheriff.

Luego de un gran abrazo entre los líderes de las bandas protagonistas de la noche, la buena onda se podía percibir en el aire. “Podemos componer un tema de la Asociación”, se animó a proponer Tapia, mientras que Nestór prometió que el encuentro entre estas bandas se seguirá repitiendo.

Pero si los presentes ya se mostraban conformes por una noche que tuvo blues, rock and roll y reggae, el panorama fue aún mucho mejor, mucho más perfecto, cuando Nonpalidece encaró el final del show plagado de clásicos. Flotando en el aire, Tu presencia y La Flor pusieron a corear a todos pero Para donde Corres terminó por ponerle el broche de oro a una seguidilla que concluyó a puro baile.

Ante el pedido de “una más y no jodemos más”, hubo tiempo para un tema que terminó por cerrar una noche inolvidable. Con los teclados Gastón Picazo (La Mississippi) y Ariel Sciacaluga en los bongos, Nestro Ramjlak le puso voz a una impecable versión de Redemption Song que bajó todos los decibeles, que calmó los ánimos, que generó admiración y arrancó sonrisas de felicidad ante un espectáculo sencillamente precioso.

Foto: La Mississippi 

Así es como La Asociación de Blues y reggae volvió a brillar tanto o más que la primera vez hace ya muchos años. Nonpalidece y La Mississippi volvieron a demostrar porqué son bandas referentes es sus géneros, volvieron a demostrar que la música negra los unifica y que comparten el mismo lenguaje. Sin dudas se trató de una noche que dejó en evidencia que esta asociación sigue activa e inoxidable.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

Incorrecto, por favor inténtelo de nuevo
Escriba las palabras de arriba: Enter the words you hear: