La Escuela de Blues, el lugar para aprenderlo

La Escuela de Blues
Géneros como el soul, el jazz, el blues, el R&B y  el hip hop tienen grandes exponentes en nuestro país y gran influencia en todo el mundo y también en el nacimiento y el desarrollo del reggae, por eso, es menester de PelaGatos ofrecer este nuevo espacio para la música negra en nuestro país.
 
Van a poder encontrar información de bandas, discos y artistas de esta escena en constante crecimiento. Entrevistas, críticas de disco, nuevas bandas y de todas las épocas, de Argentina y del mundo para todos los amantes de la buena música.
 
GATO NEGRO
 
Por Iñaki Durán
 
- ¿Como nace y con que intención la Escuela de Blues en Argentina? 
 
La Escuela de Blues la creé en 2000 (yo, Gabriel Grâtzer y la co-dirigimos con Mauro Diana y Gabriel Cabiaglia), pensando, básicamente en que hubiera un lugar que pudiera, por un lado nuclear a mucha gente interesada en compartir, aprender, transitar por esta música y formar nuevas generaciones que alimentaran e hicieran crecer el Blues y, por el otro, como una búsqueda para poder construir una estructura sostenible para el género. Un concierto o un evento, son hechos circunstanciales pero, una Escuela genera cimientos. Tal es así que, aquella intención inicial hoy se refleja, por ejemplo, en que es muy difícil encontrar bandas, sobre todo en Buenos Aires que no tengan algún integrante o un vínculo con la Escuela de Blues.
 
- Como se estructura la metodología de enseñanza para la gente que se quiere meter en el mundo del Blues a fondo? 
 
Si bien se puede establecer un programa y estructurar ciertos elementos teóricos, prácticos y códigos comunes a todos, básicamente, la Escuela tiene, por un lado una metodología que apunta a los procesos, ya sean grupales e individuales y, por el otro, a la parte de “enseñanza” se le suma lo otro, lo que es inerte al Blues, a su folclore, a la manera en que realmente esta música se aprendió: la transmisión, ir pasando las experiencias de boca en boca.
 
Gabriel Gratzer, fundador
 
- ¿Que es lo que se enseña y como? 
 
La Escuela tiene cuatro materias: la de instrumento, ensambles, historia del Blues y Lenguaje Musical. Luego, se complementa con otras áreas como talleres, ciclos de conciertos, charlas, grabación de discos de nuestros ensambles de alumnos, muestras de alumnos.
 
- ¿Que es lo que espera la gente de la Escuela? 
 
La mayoría, desde ya, viene a buscar Blues (y sus derivados) pero, ya tenemos un camino, un  nombre y no lo digo, en términos institucionales o acadèmicos sino, en cuanto a que lo que más van a encontrar, es un lugar donde pasarla bien, donde se respira Blues pero donde no hay “jerarquías”, un profe, siempre es un profe, pero, los que vienen acá saben que encontrarán, un intercambio, un ámbito agradable para recorrer sus proceso. Los libros dirán “un centro de formación no tradicional” ejeje, es un lugar con características únicas.
 
- Es increible la cantidad de cosas que abarcan hoy. Seminarios, eventos, revista, concursos, producciones dicográficas. ¿Que los llevó a volverse cada vez mas integrales? 
 
El amor por el Blues. La necesidad de entender que el Blues es una forma de vida y que, se puede expresar de muchas maneras, no sólo a través de tocar su música.  Hay gente que se quiere acercar leyendo sobre Blues. Genial! Entonces tenemos Notas Negras y Blues en su Tinta, las dos revistas o Blues por Regiones, el primer libro sobre historia del Blues editado y escrito en el país. Otros quieren, simplemente, compartir las experiencias de los grandes maestros del Blues entonces, les acercamos a la Escuela, a las leyendas de Estados Unidos que vienen de gira al país y vienen y dan charlas y tocan en vivo en exclusivo. Grabar discos, hacer concursos, etc. es parte de poder, también integrar a la gente, convocarla, hacerla participe sin que, necesariamente sean parte como alumnos no de la Escuela. Lo importante acá no es la Escuela en sí misma, sino, el Blues. Es devolverle a esta música algo, aunque sea mínimo, de lo que nos ha dado y nos ha posibilitado vivir de esto. Los grandes maestros tocaron y crearon esta música de manera folclórica, nosotros tenemos la obligación, dentro de lo que podamos, de difundir esto para honrar el legado que nos han dejado.
 
Mauro Diana, Co-Director
 
- ¿Que es lo que mas destacaría sobre lo que la Escuela le pueda ofrecer a la gente? 
 
Un poco lo que decía en la respuesta anterior: poder entrar al Blues de una manera natural, amena. Destaco que se ofrece, además, un lugar donde sabes cómo empezar pero nos sabes dónde termina esto. Alumnos muy jóvenes que, por ejemplo, hoy son profes de la Escuela o alumnos que, alguna vez empezaron de “cero” con el Blues y hoy son profesionales, viajan por el mundo, graban discos…eso es algo que podemos ofrecer. No una carrera garantizada sino, las herramientas para generar disparadores que estimulen a la gente a crear cosas a, construir, juntos, un camino.
 
- Metiéndonos a hablar de lleno del género ¿Como se encuentra la escena del blues actualmente en nuestro país? ¿Cuanto cuesta mantenerla? ¿Que artistas pueden destacar? 
 
Hay una escena importante, grande, que tiene varios cirtcuítos, no sólo en Capital y Buenos Aires, sino en ciertos puntos del interior. Argentina es el epicentro del Blues en Sudamérica y, sin dudas, hoy existe una estructura que, hace 15 años, cuando comenzamos, no estaba firme. Falta, desde ya. Falta, cobertura de los medios, lograr cierta pasividad, instalar cierta conciencia sobre qué es el Blues y darle un status mejor, como ocurre, por ejemplo, con el Jazz. Pero, la verdad, con sólo pensar la cantidad de discos que se graban aquí, desde que funciona el estudio de la Escuela de Blues, todos los músicos locales, y me incluyo, que viajamos por el mundo tocando, tener la única revista de toda Latinoamérica, libros, una Escuela, única en su tipo en el mundo; más de 50 shows internacionales por año; festivales; que los músicos locales sean la banda que acompaña a todos los maestros que llegan al país de gira. La escena está sólida, bien, creciendo.  
 
- El argentino es bastante blusero, gracias al rock también, que si bien es un sucesor, es por donde la mayoría de la gente entra el mundo del blues. ¿Creen que nos sentimos identificados con el género por que tiene esa nostalgia y pesar tan nuestro como de otras realidades? ¿Se podría encontrar un punto en común con nuestro tango? Desde lo contextual, la lírica, la instrumentación, etc... 
 
Asì como en los ’60, se generó un Blues Británico, con sus formas, códigos e idiosincrasia que hoy se reconoce como un subgénero del Blues, la Argentina, como ningún otro país del mundo, creó su Blues Argentino. Lo que pasó aquí con Manal, Pappo, Memphis, etc. es único, es un idioma de Blues-Rock propio con una forma propia y fácilmente reconocible. No podría entrar en comparaciones con el tango porque no soy un entendido en la materia pero ambas músicas (en tango y el Blues-Rock Argentino), estàn hechas y escritas por gente que es común a un lugar: Argentina, entonces surge esa cosa común, no sólo en la nostalgia que es un estereotipo totalmente equivocado, sino, en todos los matices, porque el Tango y el Blues no son nostalgia: son vida y con ello hay alegría y tristeza, dolor y amor, llanto y risa, son música que expresan el día a día de la gente.
 
Lo que pasa con estos géneros basales es que mucha veces la gente no sabe que fueron y son fundamentales para casi todo lo que hoy escuchamos. El blues fue un punto de partida para el enorme mundo musical que vino después.
 
Gabriel Cabaglia, Co-Director
 
- ¿Como se lucha contra esa desinformación? ¿Como se hace para que la gente no se olvide de estos géneros?
 
Si…buena pregunta porque es un poco el núcleo del “problema”. Por un lado la solución sería no enfocarse demasiado en querer “luchar” contra eso porque, en definitiva, la gente consume música por placer y se siente identificada con un tema, con un artista o con un género por muchos factores. Creo que, si algunas personas vinculadas con el Blues dejaran de gastar tanta energía en imponer el Blues, llegaría de manera más natural a la gente. A mi no me importa que me vengan a ver a un show los 200 fanáticos del Blues, lo que me gustaría es que, el tipo que escucha Luis Miguel y que mañana, capaz, se va a ver a Metalica y pasado, se baila un Gang Gan Style, también sume el Blues porque encontró una canción que le gustó, un artísta que lo conmovió y que el Blues, sea una opción más en su vida, no que lo tratemos de volver fanático y hacerle un lavado de cabeza. A mi me gusta toda la música y cuando un tema me gusta, me gusta punto en mi IPOD tengo Blues, Gospel, Country, si, pero también tengo Calamaro, INXS, Los Rolling, Los Beatles, Illya Kuryakis, Diego Torres, una buena canción es una buena canción. Lo otro, ya tiene que ver con los medios. Nosotros no tenemos que gastar energías, tenemos que seguir haciendo nuestro laburo y lograr que los medios difundan lo que hacemos. Cuando 1000 medios, en lugar de difundir, únicamente Jazz y Rock (y te lo vendan como Blues) empiecen a poner las cosas en su lugar y empiecen a llegar a gente como nosotros de manera más regular y consistente, entonces, sin gastar tiempo, ahí se podrán abrir canales de información. Mientras tanto, bueno, están los libros, las revistas, discos, los festivales y, desde ya, la Escuela de Blues!
 
- ¿Creen que el blues en Argentina volverá a encontrar ese nicho masivo del que gozaban Pappo, La Mississippi o Memphis?
 
Ese nicho masivo no se perdió porque, en realidad, nunca existió. Pappo es uno de los màximos referentes de la música argentina por sobre un género en especial.  Memphis, tuvo un gran impulso en los ’90, sobre todo con Tinelli y la Mississippi o Don Vilanova o Las Blacanblus son artistas que están más allá del Blues, que llegaron y llegan a la gente porque hacen buena música. La gente que llenaba un obras para ver a Memphis no eran 3500 fanáticos de Blues, eran 3500 fanàticos de Memphis que es muy diferente.  Te doy otro ejemplo, el Festival de Country, en San Pedro, lleva 11 ediciones y convoca, cada año unas 20.000 personas. Sin embargo, en toda la Argentina, no existe, prácticamente, una movida Country como si hay una movida de Jazz, de Rock o de Blues. 20.000 personas!!!! Es mucho!, con suerte, debe haber allí 1000 fanáticos del Country. El resto es gente que va porque es un hermoso evento, con excelente música y, entre otras muchas músicas, les gusta el Country también. A lo que voy es que lo masivo no es tener miles y miles de fanáticos de Blues sino, lograr que, junto con los medios y todos los que estamos trabajando en esto,  podamos instalar el Blues dentro del circuíto cultural masivo del país. Que si Cirque du Soleil, vende miles de entradas no es porque hay miles de fanáticos del circo sino porque hay miles de personas que pagarían por ver un espectáculo impresionante, sensible, profesional…el Blues tiene todo eso, sólo que falta que la gente “masivamente” pague por ello ¿Ahora me van a decir que Hugo Laurie –Dr. House- llenó dos Gran Rex porque hay tantos fanáticos de Blues? No, son fanáticos de él y, porque además hace las cosas extraordinariamente bien, al igual que nosotros. ¿Por qué a nosotros nos cuesta tanto llenar la Trastienda con un show de Blues local siendo que estamos al mismo o a mucho más nivel que, por ejemplo, un Hugo Laurie? Simple: faltan los medios. 
 
- Para cerrar, ¿que creen que ofrece el blues que otros generos no lo hacen? 
 
Todos los géneros ofrecen lo suyo y cada persona recibe y percibe de cada género lo que necesita, lo que quiere. No es que el Blues tiene algo diferente, algo que lo hace o superior o más completo. Entiendo la pregunta y creo que, en realidad, podríamos reformularla con algo que vos mismo muy dijiste un poco más arriba: el Blues e la música, la semilla, la raíz de casi todas las música contemporáneas. Entonces, lo que el Blues ofrece es un poco de cada cosa. Los amantes de todos los géneros (Heavy, Punk, Jazz, Pop, etc) podrán encontrar, siempre, una canción, un rítmos, una forma melódica o armónica en la que identificarse.
 
Más información:
 

Comentarios

Haber transitado casi tres años por la escuela de Blues, no siendo un "fana" del Blues, me permitió encarnar un poquito de esa música madre que muestra la hilacha en todo aquello que estoy haciendo, sea Funk, Trip Hop o Rock & Roll!