Desde adentro MMM2019

marihuana divine
Redactado por Diego Hernán Juan.
 
 
La marcha mundial de la marihuana siempre es una celebración en donde gran parte de la cultura cannabica se junta para celebrar la libertad como seres individuales y también colectivos, para pedir por nuestros derechos como individuos y como sociedad de poder cultivar en nuestros hogares, porque la ley avala la acción, andar tranquilamente por la calle con una x cantidad determinada como también en ambientes privados y públicos a cielo abierto poder fumar y aún más importante el acceder a nuestra medicina natural, en sus debidos formatos: semillas, esquejes, flores, aceites, comestibles, etc,  mediante obras sociales de así necesitarlo y pedirlo.Por supuesto que el aire de buena onda y tranquilidad es especial y cabe informar que la reciente edición fue muy extraña. 
 
A eso de las 16.20 estaba llegando a la plaza, en el horario universal de quema y festejo (más este día) y estaba sin señal, no tenía forma de avisarle a la crew que estaba llegando y que los estaba buscando. Caminando por la calle lateral de la plaza tranquilo y observando a todos relajar, viendo con ganas unos brownies locos estaba cuando de repente alzo la mirada y frente a mis ojos una gran estampida. Automáticamente asocié “corro por que sino me pisan”. De repente mal flash y todo fue muy loco porque nada se veía y pensé: “corré y escondete, mirá si es la policía con esos tanques de agua a presión y hay bardo”. A todo esto cientos de personas pasando delante mío, corriendo para una calle lateral a La Casa de Gobierno siendo el único camino, era eso o estar atrapados. El sentimiento de desesperación preocupante duró mucho más.
 
Una camioneta fue nuestro refugio en tanto temor e incertidumbre. Frente a mí madres desesperadas con sus bebes en brazo mientras gente corría y gente frenaba. Me alejo de la camioneta, me doy vuelta. El aire bajaba en intensidad y la gente poco a poco se calmaba. No se sabía que pasaba ni que pasó, ni que desató esa repentina y feroz estampida.   
 
Por primera vez me pasó que algo en la marcha cambió. La reunión de paz, unidad, respeto y buena onda de un minuto al otro para mí se dispersó. Me asombra hasta este momento que ningún medio de la comunidad haya transmitido este hecho realmente preocupante como así también resalto que no hubo ningún medio masivo de comunicaciones por primera vez también. Por otra parte a ese mismo horario, entre las 4.20pm y las 16.30hs, un subte de la línea D estaba llegando a Catedral y al salir los molinetes estaban cerrados. ¿Será que fue coincidencia o algo de lo vivido estuvo realmente armado?
 
Después del hecho me fui hasta El Congreso de la Nación con una rara sensación. Seguí pensando qué pudo desencadenar tal corrida animal en la plaza, hoy sé que hay versiones. En una se dice que alguien sacó un arma de fuego  desde un balcón y el temor cobró vida y todos reaccionar a escaparse, a correr, a huir. Por otro lado comentan que estaban pungueando. El fin es que muchas personas sufieron esta Marcha, un amigo que estaba con su hija sufrió moretones, se cayó al piso y lo pisaron. La gente lo pisó. La gente no paró...
 
Estamos a favor del #autocultivo de los #ddhh de las personas. Lo que esta vez pasó no puede pasar más. Podemos ser grandes personas, ser una gran comunidad. Los que deben aprender que aprendan y se abstengan los siguientes años, todos queremos disfrutar de la MMM el evento cannábico del año.