Cultura Profética deslumbró Buenos Aires

WillyBs.As19
Redactado por Diego Hernán Juan
Fotografías por Matias Murquia
 
 
El termómetro indicaba calor extremo, la humedad se sentía en cada respirar y la brisa sí que se hacía desear, nada de esto importó para que el martes 19 y el miércoles 20 se disfrutase a lo grande de los magníficos shows que Cultura Profética regaló a los miles de fans que llenaron Museum Live.
 
La banda puertorriqueña liderada por Willy Rodriguez estaba ansiosa por brindar excelentes presentaciones ante el público argentino luego de haber estado previamente en Chile. Si una de las formaciones musicales más emblemáticas de América Latina estaba deseosa de presentarse en Buenos Aires, no se pueden imaginar cuan ansiosos estaban por vibrar nuevamente cada uno de los fanáticos con Cultura Profética.
 
Fat Freddy´s Drop, Marley y la green herb se sentían en la previa del show. A su vez la caldera que era Museum Live sumada a la combinación de birra y faso logró hacer caer a varios soldados.
 
“Respiro pura vida, respiro inspiración” fueron las palabras con las cuales Cultura Profética dio inicio a una hermosa locura generalizada. Inspiración inició una lista más que vibrante en la cual el pasado, el presente y el futuro convivieron en las miles de voces que entonaron a viva voz las dulces y pesadas melodías tan características de la banda puertorriqueña. Conciencia, energía, amor y sentimientos a flor de piel se hicieron presentes en Baja la tensión, Ritmo que pesa y La complicidad. El mar de aplausos por parte de un público enamorado se hizo oír como nunca y esa vibra recibida por todos los CP fue consecuencia que hayan obsequiado unas presentaciones fabulosas, dignas de otra galaxia.
 
 
Con el amor como bandera y el baile como ingrediente esencial la gente deliraba por el éxtasis generado por la gran alegría que les causaba ver en persona a su banda referente mientras interpretaban Del tope al fondo, Música sin tiempo, Para estar y De antes, en esta última no hubo duda alguna, sin exageracion, que toda persona presente en el recinto se emocionó porque absolutamente toda alma elevó su voz y junto a Willy tiñieron de hermosura toda la atmósfera de principio a fin.
 
La locura bailable se desató en Mr Swin y el tres pasitos jazz ensemble temazo 100% musical, la energía tan arriba, tan característica del argentino y admirada por el mismo Willy Rodriguez fue lo único existente por más de cuatro minutos donde la fiesta del cuerpo fue la encargada de guiar los pasos que desde el interior gritaban ante tan dichosa mezcla de sonidos festivos. No fueron las 420 pero Sube el humo hizo que toda maría se encendiese en tal momento de inspiración, claridad, confesión y de pedido por la libre expresión natural de cada ser... “Quiero poder ejercer libremente mis derechos a explorar mi propia conciencia”. Himno musical de Cultura Profética definitivamente.
 
El punto álgido de la velada fue en Ilegal, Cultura regaló una mágica versión en la cual se vió a Willy tocando el teclado plenamente iluminado por las luces. Todos cantaban pero sólo se oía la voz nítida del público femenino, una voz generalizada más que sumergida en el dulce y sensual éxtasis de la lírica boricua. El clímax fue caliente y la atmósfera absolutamente vibrante, pura energía.
 
 
Nadie se atreve, Sunshine, Love And Hapiness de Al Green, Le da igual y Llevarte allí fueron las canciones con las que pareció terminar Cultura Profética, que al bajar del escenario se fueron sumamente aplaudidos, sin embargo el público argentino presente en Museum Live no paró de corear por la pronta vuelta de los boricuas al escenario. Minutos después CP se hizo nuevamente presente y realizó Sin ti, gran canción del entrañable Blanquito Man, y ahí sí definitivamente todas las voces fueron una y expresaron al unísono la hermosa lírica del artista venezolano. Que tiempo se vive fue la anteúltima canción de la gran presentación de Cultura Profética y como un mensaje para toda la sociedad en especial para los habitantes de la ciudad de la furia el deseo de la letra es tomar conciencia, despertar, cambiar, pensar y cuidar lo que verdaderamente hay que valorar. 
 
El gran cierre del show no podía ser de otra manera y fue con toda la energía por parte de Cultura Profética y del público, Saca, prende y sorprende elevó la vibración por las nubes mientras que la hierba copó el ambiente, “...por acá seguimos alimentando la mente...”, “...no puedes negarme que se siente bien...”, “...fumando es como la gente se entiende...”. El mensaje positivo de Cultura fue contundente, su posición es a favor de la medicina natural, que hace bien y sana, que saca afuera lo malo, prende lo bueno y enciende la sonrisa y el autoestima de las personas.
 
Una vez más Cultura Profética deleitó al público argentino con un reportorio más que explosivo e hizo olvidar momentos difíciles regalando a todos los presentes en Museum Live las mejores vibraciones. Recién se fueron, cerrando Qualia su gira sudamericana,y ya los queremos nuevamente en Buenos Aires. Cultura Profética 100 sobre 100.