Buenos Aires Roots: lo mejor del reggae

NonpaBAR2018
Redactado por Diego Hernán Juan
Fotografías por Sergio Carluccio.
 
 
El Microestadio Malvinas Argentinas fue el lugar elegido para la 1er gran fiesta de reggae del 2018: el festival Buenos Aires Roots. Con una grilla de nivel compuesta por Nonpalidece, Zona Ganjah, Lumumba, El Natty Combo, BlackDalí, Ras Marley y Kara N´Daya la fiesta fue de principio a fin.
 
Kara N’ Daya banda dueña de un sonido original proveniente de su mixtura auditiva, producto de su conjunción entre el reggae y el bossa, activó la fiesta con sus cálidas melodías. En español, inglés y portugués Kara N’ Daya expandió su mensaje consciente mientras que con su sonido suave y envolvente como con potentes dejes rockers aclimató con la mejor vibra a quienes desde temprano se hicieron presentes.
 
 
Directo desde Jamaica Ras Marley & Band sorprendieron a muchos con su sonido auténtico, potente, bien roots, hecho netamente en los ghettos de Kingston. Con esencia jamaicana combinada con actitud argentina Ras Marley encendió la llama y puso on fyah el escenario del Microestadio Malvinas Argentinas con una poderosa presentación.
 
El día se hizo atardecer y la gente aumentó momento a momento mientras que sin excepción disfrutaron del patio cervecero y de las diferentes opciones gastronómicas que el festival presentó.
 
 
BlackDalí junto a la Brigadistak Etíope se hicieron presentes en el megaescenario y desde el comienzo le volaron la cabeza a muchísimos fanáticos de este hermoso género nacido en una de las Antillas Mayores del Caribe. Con alto flow Darío Alturria aka BlackDalí demostró toda su experiencia brindando toda una experiencia rasta en plena Ciudad de Bs.As. Desplegando amor en Sé Que Me Amas y Rayo de Sol y marcando style en Actitud y No Loyalty el oriundo de Villa Mercedes con su banda pusieron a saltar a un público que no paró de agitar instante a instante.
 
Fue hora de que El Natty Combo se haga presente; generando una gran adhesión Sergio Colombo junto a grandes músicos estallaron la fiesta con todo el impulso de su gran poderío instrumental. Vientos elegantes y poderosos, una gran base, teclas de otras galaxias y todo el rock en violas plenamente en fuego viviente para dicha presentación y toda la actitud y presencia de Sergio Colombo en voz hicieron que El Natty Combo brinde un recital aplastante. Absolutamente en llamas durante todo el repertorio la banda liderada por el multifacético Sergio Colombo deleitó y dio cátedra de cómo debe ser una exquisita presentación en vivo para miles de personas.
 
 
Él no podía faltar, El Gato de PelaGatos se hizo presente en el Buenos Aires Roots y ni bien empezó Lumumba comenzó a sentir las vibraciones de la banda liderada por Fidel, Pablo Molina y Amilcar Nadal y empezó a bailar y a hacer de las suyas entre el gigantesco público que se hizo presente en la 1er gran reunión de reggae obligada del año en la Ciudad de Bs.As.
 
Lumumba encendió el plató musical y tornó festivo, irrespirable el ambiente. Poniendo a saltar a todos los amantes del reggae music Fidel desplegó lírica y dio cátedra de como raggamufear, Pablito Molina con su gran voz alumbró, elevó y puso a volar a miles mientras que Amilcar con su impronta y potencia incitó a saltar por los aires a todo amante del folclore jamaicano por excelencia. Acá Estamos, Ven en Paz, Si llueve y Señorita fueron algunos de los hits que Lumumba interpretó a lo largo de su repertorio. Esta emblemática banda latinoamericana de reggae detonó el descontrol festivo y positivo de goce y alegría seguido de aires espesos cargados de la mejor naturalidad positiva para el cuerpo, la mente y los corazones de todos.
 
 
A pesar de que ya habían pasado Kara N’ Daya, Ras Marley, BlackDalí, El Natty Combo y Lumumba la gente continuaba llegando y el fuego del reggae estaba ardiendo en su punto máximo.
 
Zona Ganjah se hizo presente en el salón y con Indescriptible sensación la locura llenó todo el Microestadio Malvinas Argentinas. El reggae en combinación con el fruto más delicioso tornó el ambiente en el mejor espacio habido y por haber para estar y disfrutar en conexión. La ZG esparció su mensaje brindando consciencia al repasar su amplia discografía. Despojándose del mal cada individuo habitué inspiró la hierba que al fumarla sana. Jose, cantante, y toda la ZG pusieron a vibrar con amor, consciencia, rebelión a las injusticias y con todo su amor por la naturaleza a las 5000 personas que llenaron el predio de la AAAJ. En Zion mi anhelo y con De la Tierra crece, sólo por nombrar algunos temas, el gran número de seguidores que aumenta día a día cantó a viva voz letras que reflejan sus más profundos pensamientos y sentimientos. Zona Ganjah deleitó el paladar de todo individuo presente y demostró porque es sin lugar a dudas una de las bandas con más seguidores en toda América Latina.
 
 
Ya de noche y luego de varias horas y con la Luna presente, observando y disfrutando desde lo alto fue hora de que Nonpa se haga presente y ponga fin a la primera edición del Buenos Aires Roots.
 
Nonpalidece desplegó todo su repertorio cargado de éxito tras éxito, con canciones para todos los gustos enloqueció, enalteció la vibra y echó más leña a un fuego que estaba bien encendido desde temprano. Los activistas de la buena vibración expandieron las mejores energías por todo el microestadio generando felicidad, baile y las mejores vibras positivas. Desde sus raíces con Cierran, Resplandor y Brilla Nonpalidece a viva voz acompañado por los miles de presentes cantaron, gritaron y manifestaron sus actuales sentimientos a flor de piel. Una total destrucción de lo insípido y que el fuego continué ardiendo es el reflejo más que favorable que la banda oriunda de Tigre plasmó a la largo de todo el recital. Danger Man, Mi Fortaleza, Abre Tus Ojos, Revolución, Juanito, Feed Me y Nosotros Andamos fueron algunas de las tantas canciones que Nonpalidece con toda la energía que los caracterizá le regaló a un público que a pesar del cansancio no bajo su vibra ni por un instante haciendo de este Buenos Aires Roots un gran festival difícil de olvidar.
 
 
Desde el día hasta la noche, con el Sol y la Luna de testigos, el reggae se vibró, respiró, cantó y bailó como la esencia que es y une generando una unidad repleta de las fuerzas más poderosas que tienen como origen al motor más poderoso de todos, el amor.